Hoy en día, gracias a la moda de la decoración oriental podemos encontrar muchas tiendas que vendan una cama tatami en Chamartín, en Madrid, ya que además de proporcionarnos mayor relajación y espiritualidad, se convierte en un elemento decorativo estratégico, ya que al vaciar el centro de la habitación por estar a ras del suelo, conseguimos que parezca más grande el dormitorio.

No hay que olvidar que tiene algunos inconvenientes, como es la incomodidad que supone levantarse y acostarse estando tan cerca del suelo; además no es muy funcional a la hora de hacer la cama. 

Los materiales utilizados en la fabricación de camas tatami se han actualizado, pasando de paneles rígidos rectangulares de un tejido compuesto por paja de arroz y juncos a materiales más modernos como el poliestireno expandido.
Según el ancestral sistema chino de estética Feng Shui, los tatamis en el dormitorio aportan beneficios como paz, relajación y calma, además de:

1.  Actuar como aislante gracias a su relleno de paja, que absorbe el sonido y bloquea el frío del suelo en invierno.

2.  Favorecer el crecimiento y desarrollo de los más pequeños por su rigidez moderada y mejorar la salud de los mayores en áreas como la cintura y la columna vertebral.

3.  La capacidad de absorber el exceso de humedad de la estancia de los tatamis hacen que sean reguladores naturales de la temperatura, aportando sensación de calor en invierno y frescor en verano.

4.  El tatami también absorbe y disuelve el dióxido.

En el caso de decidirte por una cama tatami en Chamartín, consulta y prueba los modelos que encontrarás en Futon Line, profesionales expertos en el asesoramiento del modelo más adecuado para ti.